7 de julio de 2011

Con cariño

Tiempo al tiempo, dicen. Ahora es cuando, de verdad, lo creo. Antes era un sinvivir, una necesidad de ti inhumana, una debilidad que nadie conocía de mí. Pero todo ha pasado, de la misma forma que el tiempo hace las maletas y se va, de igual manera en que abro los ojos cada mañana y me doy cuenta de que puedo ser feliz yo sola. Más de una vez te dije que eras mi vida, mi mundo entero. Y así era. Pero ahora sonrío sin depender de nadie, lloro cuando de verdad lo necesito y salto de felicidad cada día. Porque soy feliz. Y sí, sin ti.
Tal vez no merezca la pena escribir estas líneas, expresar lo que siento sobre una etapa pasada de mi vida, pero me apetece dejar atrás cada renglón a modo de un adiós, un hasta siempre, amor. Y a la vez, un hasta nunca, cariño. Lo fuiste todo. Pero ahora el todo somos lo que me rodea y yo. Mi verdadero mundo, del que tal vez no debí escapar jamás.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...