15 de junio de 2011

Monotonía

Suspiro. Oigo el ronroneo de los coches desde mi habitación, intentando concentrarme. Pensar. Un remolino de sensaciones contradictorias se agolpan en mi cabeza, martilleando mi cerebro. ¿Pienso? Lo intento, pero no deduzco nada. Y sigo aquí, como muerta, sin sacar conclusiones, sin ser capaz de dar un paso, por miedo a que salga mal. Tal vez las cosas deban quedarse como están. Escucho a personas que conversan al caer de mi casa, andando. Se alejan. Puede que ellos tengan las cosas más fáciles... ¿o no? A lo mejor el destino es el que va a barajarme las cartas, porque yo lo intento pero... sigo fracasando. Caigo, y vuelvo a caer. Por favor, azar, dame un respiro. Necesito ser feliz.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...